Becsa expone en la Comisión Europea cómo reducir las emisiones de CO2

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

La constructora castellonense Becsa, pionera en investigación e innovación en materia de construcción sostenible, acudió el pasado 13 de octubre a Bruselas para presentar los proyectos que su departamento de I+D+i está llevando a cabo en gestión de residuos.

emisiones

Otro nuevo paso de Becsa para continuar desarrollando acciones relacionadas con la promoción de la investigación e innovación en el sector de la construcción en España, como ha sido también la organización de la I Jornada de Innovación junto con el periódico El Mediterráneo en la ciudad de Castellón.

Tres proyectos que marcan la diferencia

El director del departamento de I+D+i de la constructora Becsa, Francisco José Vea Folch, habló de los últimos proyectos en los que trabaja su equipo.

En primer lugar, expuso el claro beneficio sobre el medio ambiente de las acciones llevadas a cabo en la planta de tratamiento de residuos de Algimia en Castellón. En concreto, el haber conseguido reducir las emisiones de CO2 en 480.000 kg, y evitar la quema de 5.000 toneladas de hidrocarburos en las cementeras, gracias a la obtención de un combustible sólido a partir de residuos sólidos urbanos. De esta manera se permite sustituir los combustibles fósiles utilizados tradicionalmente en las empresas constructoras, por unos materiales más sostenibles.

Además, este proyecto espera seguir evolucionando y mejorando gracias a otra investigación en curso referente a las técnicas de valorización de residuos. En concreto, se estudia si las técnicas de pirolisis, gasificación y Fischer-Tropsch, permiten aportar un valor energético a los residuos generados en las plantas de tratamiento.

Otro de los proyectos expuestos ante la Comisión Europea por el director de investigación e Becsa, ha sido el proyecto Bio Ligwaste.

Qué es el proyecto Bio Ligwaste de Becsa

En colaboración con CIEMAT, el Centro de Investigaciones Energéticas y Ambientales del Ministerio de Economía, la constructora castellonense trabaja en obtener una fuente energética a partir de los residuos de jardinería.

De esta manera, todo el residuo generado de la tala, limpieza y cuidado de la jardinería podría convertirse en un excelente biocombustible compuesto a partir de bioetanol lignocelulósico y otros bioproductos aún sin especificar, resultantes del trabajo de jardinería. A esto se le ha denominado biorrefineria multifuncional y espera ser un éxito y poder implantarse en las ciudades españolas muy pronto para mejorar la sostenibilidad también en este ámbito.

Becsa demuestra que se puede ser una constructora sostenible

Y es que los datos les avalan como una compañía verdaderamente responsable con el ecosistema. Han conseguido desde una mejora del 20% de la huella de carbono a lo largo de 3 años, consiguiendo aumentar a su vez la productividad, pasando por una reducción del 30% del consumo de áridos, gracias a la sustitución por residuos cerámicos.

La constructora castellonense se convierte así en un referente y ejemplo para el resto de empresas del sector, y sus proyectos de investigación la esperanza de seguir mejorando y aportando nuevas medidas sostenibles y de calidad.

Leave a Comment